miércoles, 23 de noviembre de 2011

PROYECTO PROTECT.

http://smscontralapederastia.org/




Unos niños juegan en un parque público. Un extraño se acerca y les aborda directamente. Habla con ellos e ignora a los adultos mientras parece que les quiere dar algo. ¿Qué ocurre? ¿Qué intenciones tiene? ¿Están los niños en peligro?

La escena pertenece al spot que inicia la campaña 1 millón de SMS contra la pederastia, puesta en marcha por
Global Humanitaria con el doble objetivo de difundir la realidad de la explotación sexual infantil y favorecer la captación de recursos para combatirla.

Las cifras hablan por sí solas: organizaciones como UNICEF estiman que en todo el mundo, cerca de 150 millones de niños se han visto obligados a mantener relaciones sexuales forzosas o han sido víctimas de otras formas de violencia y explotación sexual.

La campaña 1 millón de SMS contra la pederastia presenta un reto y una oportunidad; que se sumen las voluntades y las acciones de miles de personas mediante la difusión de un vídeo y la realización de micro donaciones vía SMS al 28030 para investigar las actividades de los pederastas, denunciarlas y dar atención a las víctimas de delitos sexuales.

Los SMS conseguidos se dedicarán a apoyar las actividades de Proyecto Protect, el proyecto de cooperación internacional que ha investigado más de 300 casos de presuntos pederastas y ha atendido a más de 400 víctimas de delitos sexuales desde 2003.

Haz clic en la imagen para conocer el proyecto en la web de GLOBAL HUMANITARIA:


http://www.globalhumanitaria.org/sala_notas_detalle.php?ida=49

Visita el Proyecto PROTECT aquí:

4 comentarios :

Ana dijo...

Esas cifras asustan y más a los que tenemos hijo e hijas pequeños. Voy a echarle un vistazo al enlace. Un biquiño.

elizana dijo...

Es impactante, la verdad. Y ese vídeo es conmovedor.
Un beso, guapa.

Blanca dijo...

Bueno, cualquier cosa que vaya en contra de los niños nos afecta mucho. El vídeo no tiene desperdicio.
Un beso.

elizana dijo...

Uf, yo me veía en el lugar de esos padres y me echaba a temblar.
Un beso, Blanca.

/pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">